Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

Beneficios y perjuicios de la exposición a la radiación

Con el descubrimiento de la energía que encierran los átomos, mejor conocida como energía nuclear, también llegaron a la Humanidad beneficios y perjuicios.

Cuando se detonaron las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, la Humanidad descubrió el lado más oscuro de la fisura del átomo.

Aunque han pasado décadas, aún se recuerdan las nefastas consecuencias en los seres vivos de esas explosiones.

No sólo cientos de personas murieron por el impacto de la bomba en sí, sino que el medio ambiente y seres vivos en kilómetros a la redonda resultaron afectados por las consecuencias de la radiación emitida con la detonación.

Consecuencias de la radiacción

La explosión de una bomba atómica es el caso más extremo de los resultados de la exposición a la radiación para los seres vivos.

Sin embargo, hay que destacar que también la energía nuclear es usada en medicina, en varias ramas de la investigación y para generar energía.

Cuando de medicina se trata, las radiaciones son usadas en diversas aplicaciones que van desde las radiografías, que permiten analizar el interior del cuerpo hasta la radioterapia, la cual se aplica para combatir el cáncer.

Como la exposición sin control a las radiaciones puede resultar perjudicial a la salud y hasta causar la muerte, existen protocolos de altísima seguridad tanto para los pacientes que se expondrán a las radiaciones, y también para el personal de salud encargado de aplicar dichos tratamientos.

Este personal debe cumplir con numerosas precauciones para no verse afectado por los efectos del manejo de las radiaciones.

El proceso de la radiacción

Los seres vivos estamos expuestos a lo largo de nuestras vidas a radiaciones naturales, como la que proviene del sol, o de otros cuerposque las emiten de forma natural.

Cuando las radiaciones son artificiales, depende de la cantidad de exposición y la intensidad de dicha exposición los daños que recibirá el organismo.

Poca cantidad de radiación puede generar un simple eccema en la piel que desaparecerá en unas pocas semanas.

En el caso más grave de la exposición a las radiaciones, generará en el individuo la destrucción de las células sanguíneas, ya que la médula ósea deja de producirlas y en la gran mayoría de los casos provocará la muerte.

Es por eso que las plantas nucleares tienen protocolos de seguridad para minimizar el riesgo de accidentes con sus consecuencias. Y cuando se aplica la radioterapia, en enfermos con cáncer, el médico evalúa los beneficios de esta terapia contra los perjuicios que puede sufrir el paciente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */