Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

Conozca todo sobre el puente en la luna

Desde que se inventó el catalejo y luego el telescopio, cuando transcurría el siglo XVII, astrónomos observaron la extensión terrestre de la Luna, un cuerpo galáctico que ha despertado el interés y la idolatría de los hombres desde tiempos inmemorables.

Muchas fantasías se han originado pero desde que la ciencia ha demostrado avances, se han obtenido datos esenciales para descifrar el misterio de la luna.

el-puente-en-la-luna

Existen fenómenos luminosos, anomalías en la superficie y supuestas construcciones artificiales. En esta ocasión hablaremos de un “puente” que se encuentra en el Mar de la crisis. En 1953, el editor de la sección de ciencias del periódico New York Herald Tribune, John O Neill, observó un puente que unía dos cráteres que se encuentran en la zona del Mar de La Crisis. El científico estimó una longitud de 20 Kilómetros.

El puente en la luna

La polémica se desató cuando O Neill contactó a  las asociaciones de observadores de la Luna que hacían vida en New York. Sobretodo porque ONeill insinuó que era una construcción artificial lo que estaba en la luna. Luego se descubrió que en 1869 se hizó un avistamiento de luces moradas en el mismo lugar y esto hizo más caluroso el debate.

Sin embargo O Neill recibió apoyo de dos distinguidos astrónomos de Inglaterra llamados, .H P Wiljins y Patrick Moore. Ellos afirman que si existe el puente, pero lo consideran de origen natural. Wilkins usa un telescopio de 40cm y estima que el puente tiene una longitud de 3 km y lo define como un fenómeno natural de apariencia misteriosa

Pero en 1954 se publican unas imágenes hechas por el telescopio del Observatorio “Griffith” ubicado en Los Angeles, California que hace parecer una ilusión óptica producida por una combinación de luces. Años más tarde el Apollo demostraría que es un efecto óptico de las sombras que producen el pequeño cráter llamado Proclus AA. El enigma solo fue una ilusión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */