Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

El Orígen del universo

A continuación trataré de dar a conocer una explicación satisfactoria de los principios del universo, basándome en hipótesis persuasivas en las que yo confío plenamente.

Teniendo en cuenta las características del universo actual y como éste evoluciona con el tiempo, podemos suponer el siguiente principio: “como podemos hacer predicciones a mediano plazo- relativamente- de los fenómenos que ocurrirán en el universo y como va a evolucionar, y suponiendo verdadera la teoría del big-bang, podemos afirmar que los sucesos anteriores al presente tiempo eran también predecibles, inclusive hasta los inicios”. Así, nos referimos a la evolución del universo como algo uniforme, constante, con pequeñas variaciones a causa de su naturaleza aleatoria.

Como anticipo Edwin Hubble, las galaxias se separan unas de otras a altas velocidades. Esto llevo a los científicos a dar la hipótesis de la expansión del universo, basándose en el principio antedicho, prediciendo que, si las galaxias se separan unas de otras, en el pasado es obvio de que habrían estado más juntas, inclusive se llega a pensar de que toda la materia y energía del universo estaba concentrada en un solo punto matemático, una singularidad, y que fuera de los límites de este punto material no había existencia alguna.

Ahora mostraré mi cometido. En vez de suponer una expansión, que responde a la separación de las galaxias a grandes velocidades, digo lo siguiente: cada una de las galaxias contienen millones y millones de estrellas, las cuáles están continuamente perdiendo masa a causa de la fusión termonuclear en su interior, que se transforma en energía, por lo que entra en juego plenamente la acción de la gravedad, influyendo sobre las otras galaxias. Esto justifica la separación de las galaxias y descarta la idea de una expansión. En el interior del Sol se producen continuas reacciones termonucleares. De este modo, el Sol convierte cada segundo unos 564 millones de toneladas de hidrógeno en 560 millones de toneladas de helio, lo que significa que unos cuatro millones de toneladas de materia se transforman en energía solar, una pequeña parte de la cual llega a la Tierra y sostiene la vida.

Esta idea surge de plantearse las bases que sostienen como teoría el big bang. Es decir, primero, plantear esta singularidad de alta temperatura y grandes presiones no tiene sentido; este punto tiene un número de microestados igual a uno, por lo que su entropía debería de ser igual a cero. En estas condiciones, se podría plantear para este punto que la materia estaría en estado Buse-Einstein, lo cuál requiere temperaturas cercanas al cero absoluto.

Además, para que haya ocurrido la gran explosión se hubiese requerido alguna perturbación o cambio de energía, con el fin de desplazar el supuesto equilibrio.

Entonces planteamos la no expansión del universo. La explicación de el corrimiento al rojo que Huble observo lo explicamos entonces por el efecto gravitatorio que se produce al considerar que el universo está perdiendo masa. Si sumamos la pérdida de masa de cada sol que integra cada galaxia por segundo, esto daría como resultado una disminución en la atracción de cada cúmulo, y la cantidad de energía del universo aumenta constantemente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */