Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

La chica de la curva

Una leyenda urbana, es una forma de folclore contemporáneo, compuesto de historias ficticias con macabros elementos enraizados en la cultura popular. Esta es la leyenda urbana de la chica de la curva o, la chica de la autopista.

Orígenes de la leyenda de la chica de la curva

Las leyendas sobre chicas de la autopista han existido durante siglos, sin embargo la versión moderna de la historia viene de finales del siglo 20, pero su concepto es mucho más antiguo.

Originalmente se trataba de un carruaje con caballos que recoge un pasajero fantasma. Con el tiempo, los carruajes con caballos se convirtieron en los autos modernos de hoy.

la-chica-de-la-curva-2

Quizá una de las primeras versiones de la historia, fue la del Apostol Phillip. La Biblia relata la historia de cómo un Etíope conduciendo su carruaje por una vía solitaria, recoge al apostol Pedro, y luego de bautizarlo, éste desaparece ante sus ojos (Hechos 8:26-39).

Versiones famosas de la chica de la curva

Una de las versiónes más famosas de este tipo de historia, ocurrió justo después del ataque de Pearl Harbour, en Estados Unidos.

En esta historia, un conductor recoge a una mujer, y luego de que él no aceptara que ella le diera dinero para la gasolina, la mujer le ofrece contarle su fortuna.

Ella le cuenta que habría un cadáver en su vehículo antes de llegar a casa, y que Hitler moriría dentro de 6 meses. Después la mujer desapareció.

Camino a su casa, el hombre presencia un accidente y lleva a la víctima al hospital en su vehículo, pero ésta muere antes de llegar, lo cual le indicaría que la parte de Hitler de la profecía también se cumpliría.

La historia se difundió ampliamente, quizá por el deseo de mucha gente de que fuera cierta.

la-chica-de-la-curva

El conocimiento público de la historia de la chica de la curva, o la mujer de la autopista, se amplió en 1981 con la publicacion del libro La mujer de la autopista, de Jan Harold Brunvand, escritor folcorista retirado de la Universidad de Utah.

Según Brunvand, la leyenda de la autopista evolucionó de antiguas historias Europeas, usualmente de viajeros a caballo.

Muchas de estas historias son relatadas o transmitidas por gente joven en campamentos alrededor de una fogata, o por Internet. A pesar de que el fantasma usualmente es bueno, y hasta llega a ser de alguna manera útil, el desenlace de la historia es escalofriante, porque ocurre en un entorno cotidiano.

El fantasma no se encuentra en una casa espeluznante ni en un cementerio lleno de muertos en la oscuridad de la noche, pero se mete en un vehículo.

Además la interacción con el fantasma no se debe a que el joven conductor fue en busca de lo sobrenatural, sino que lo sobrenatural vino a él, sugiriendo que los fantasmas podrían ser encontrados por cualquiera en cualquier lugar.

Lo más escalofriante es que el conductor no reconoce al pasajero como un fantasma, durante el tiempo que pasan juntos, así que surge la pregunta: ¿nosotros reconoceríamos a un fantasma si nos encontramos uno?

Esta es la leyenda urbana de la chica de la curva o, la chica de la autopista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */