Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

Una mujer fue denunciada por gemir

Una mujer llamada Amanda Warfel, fue detenida por hacer el amor de una manera ruidosa. De esa forma fue llevada a la cárcel. Los vecinos llevaban mucho tiempo quejándose y llamando a la policía porque la mujer no dejaba de gritar por las noches y cada vez lo hacía de una manera intensa. Como en EEUU hay que pedir perdón para reducir la pena, la mujer pidió disculpas pero la están investigando para sentenciarla.

mujer-fue-denunciada-por-gemir

Ahora, la mujer de 25, vive noventa días de cárcel, quien fue detenida después de que su vecino la denunciara diciéndola a la policía que estaba teniendo sexo de forma ruidosa y poco respetuosa. Los vecinos no toleran las barbaridades y menos cuando están sus hijos escuchando y preguntandose por qué la mujer gritaba de esa manera.

Los vecinos y la policía

La justicia les dio la razón. Las cosas estaban subidas de tono. Un vecino aseguró que su familia siente que vive dentro de una película porno y que ellos no saben como explicárselo a sus hijos, quienes son testigos de los gritos estridentes que emite la mujer.

“A veces es horrible. Ella pasa toda la noche gritando y uno cree que le están haciendo daño pero la verdad es que está teniendo sexo salvaje. Dice cosas que nadie puede tolerar y que no nos dejan dormir a mi y a mi esposa”, indicó el señor con evidente preocupación.

mujer-fue-denunciada-por-gemir-2

Tanya Saylor, vecina de la culpada, afirma que el escándalo es insoportable en muchas ocasiones pero que ella decidió hacer frente a la situación de otra manera. “Le compré unos audifonos a mis hijos, así que cuando llega la noche, se los colocó y no escuchamos los gritos de la mujer para dormir tranquilos.

Amanda Warfel se declaró culpable de cargos de conducta desordenada y acoso. También afirmo que en algún momento le gustaría ir a disculparse con sus vecinos, quienes ahora viven una vida más tranquila sin tantos gritos y escenas desagradables.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/* */